Qatar pone sus ojos en la agroindustria extremeña

En una interesante entrevista para el diario HOY, el embajador de Qatar en España Mohammed Jaham Al Kuwari, comentó todo acerca del interés de su país en la agroindustria extremeña.

 

 

Celestino J. Vinagre / HOY

Los árabes siguen poniendo sus ojos en Extremadura. El potencial agroalimentario extremeño ya es conocido (la región exporta carnes y frutas a Emiratos Árabes Unidos por valor de unos 20 millones de euros al año) y ahora Catar, otro estado del Golfo, mira a la comunidad para hacer negocios. Es un rico emirato a pesar de su tamaño. Su PIB per cápita es de 66.000 euros, casi cuatro veces más que el extremeño, y su extensión es de 11.500 kilómetros cuadrados, la mitad de la provincia de Badajoz. El jueves, el embajador catarí en España, Mohammed Al Kuwari, pisó Mérida y se entrevistó con el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara.

–¿Cual fue el motivo de su entrevista con Fernández Vara?

–Llevo medio año en España y mi labor es desarrollar una buena relación con todas las partes del país. Creo que Extremadura, además de buenas relaciones, tiene muchas cosas que ofrecer a Catar, especialmente en la agricultura. Es un sector muy importante y Catar quiere invertir en España. En este área podemos tener una buena relación con Extremadura. También con el intercambio de estudiantes. Catar quiere aumentar el número de cataríes que desean estudiar en diferentes universidades españolas, entre ellas la extremeña. También queremos profundizar relaciones en este asunto.

–¿El presidente de la Junta y usted han cerrado acuerdos?

–La primera entrevista con el presidente de Extremadura es para conocernos. Vamos a esperar a la próxima cita para concretar detalles. Tendremos más reuniones y esperamos que el presidente pueda visitar Catar. Se le ha invitado. Iría acompañado por algunas empresas extremeñas. Allí se entrevistarían con miembros del gobierno, empresas cataríes y la Cámara de Comercio. No solo se trataría de hacer negocio sino marketing de Extremadura en Catar. Un punto de arranque para desarrollar un intercambio de inversiones entre Catar y Extremadura.

– Ya conocía España antes de ser embajador, ¿conocía Extremadura, su potencia agroindustrial?

–Estuve en Madrid (trabajó en la embajada) pero fue hace 30 años. En este país tenemos intereses en Madrid, en Málaga y en Asturias. Quisiéramos tener inversiones cataríes en Extremadura y creo que la región tiene mucho que ofrecer. Extremadura es una buena potencia en determinados sectores que Catar está buscando en España.

–¿Qué interesa más a Catar del sector agrario extremeño?

–La ganadería, las frutas, las verduras… Todo lo relacionado con la alimentación. Para Catar la seguridad alimentaria es muy importante. Somos un país que tiene que desarrollar más este sector y Extremadura tiene buena experiencia, agricultura moderna.

–Es decir, no sería solo comprar productos sino contar con asesoramiento técnico, con ingenieros de empresas extremeñas.

–Sí. Eso, e insisto, que Catar pueda invertir en Extremadura. Que haya una cooperación mutua. Cada parte queremos explotar esa cooperación. Se trataría de comprar frutas y hortalizas aquí, por ejemplo, y al mismo tiempo poder tener la posibilidad de invertir.

–La región tiene relaciones comerciales con Emiratos Árabes a través de la empresa Golden Worldwide, del jordano-español Ahmad Al Kathib (dueño del matadero de Olivenza). ¿Lo conoce?

–No.

–Extremadura exporta productos cárnicos y frutas a Emiratos Árabes por valor de 20 millones.

–Lo desconocía. El presidente me ha contado esas relaciones. Extremadura puede tener relaciones con todos los países árabes. España es amigo de todos los países del Golfo Pérsico. Y Extremadura también.

–En HOY Al Kathib dijo que en el mundo actual era más importante la alimentación que el petróleo.

–Ya. Pero si no tienes el petróleo no puedes comprar alimentos. Cada país tiene siempre algo que ofrecer. Fíjese que Catar es el cuarto país suministrador de gas natural a España. El 10% del gas que consume España es catarí. Tenemos una buena relación mutua entre los dos países. Y queremos seguir teniendo esa relación de comprar y vender.

–¿Entre sus posibilidades de inversión figuran las renovables? Extremadura tiene un gran potencial.

–Tenemos el deseo de cubrir todas las posibilidades de invertir. Donde haya una buena oportunidad de inversión ahí queremos estar. La vía está abierta para todo. Esta visita a Extremadura ha sido rápida (Vara y el embajador estuvieron reunidos unos 50 minutos) para tener una primera idea, pero volveremos. También hay un sector muy importante del que hablar como es el turismo. Catar lo tiene como un sector con una fuerte inversión en estos momentos. Y Extremadura es una región que tiene experiencia en la explotación turística. Además, nuestros dos países estamos muy bien conectados. A través de Qatar Airways tenemos tres vuelos al día directo desde Madrid a Doha, dos desde Barcelona y, muy pronto, tendremos otro vuelo diario desde Málaga. Lo digo porque España y Catar están muy bien conectados y eso tiene su importancia en todo esto que estamos hablando.

–Varios países vecinos, liderados por Arabia Saudí, han iniciado una ofensiva contra Catar por «financiar el terrorismo». Han impuesto un bloqueo. ¿Puede esta situación impedir desarrollar futuros proyectos con Extremadura?

–No. El bloqueo no va impedir que sigamos desarrollando nuestras relaciones con el resto del mundo. Este bloqueo es contrario al derecho internacional, contra los derechos humanos. La ONU tiene una posición muy clara contra el mismo. Este bloqueo no tiene base ni fundamento. Y no puede hacer daño a Catar porque tiene aliados, tiene amigos en el mundo. Estas acusaciones de financiar terrorismo no son reales. La causa real detrás de este bloqueo es cambiar la política interna y externa de Catar. Quieren influir.

–¿En qué sentido exactamente?

–No les gusta que Catar sea un país abierto, tolerante. Más de 150 nacionalidades conviven en Catar (de los 2,2 millones de habitantes solo 400.000 son cataríes). Mucha gente viene para ayudarnos a desarrollar nuestro modelo, entre ellos 5.000 españoles que trabajan en los sectores más importantes: infraestructuras, educación, deporte, sanidad… El 50% de los médicos son españoles, grandes médicos que hacen que mucha gente venga a tratarse aquí. Tenemos mezquitas e iglesias cristianas. No quieren que el modelo de tolerancia de Catar se extienda. Por eso han planteado acusaciones artificiales y EE UU, Europa y muchos países árabes no están de acuerdo con ellos. Catar ha creado un modelo de futuro. Tiene 11 universidades internacionales. Y las mujeres son libres, van tranquilamente, no como en Arabia Saudí.

 

Fuente: Hoy
I
magen: Brígido Fdez.