La simbiosis de la caza sostenible y los espacios naturales

Europa opina que la caza sostenible supone una ayuda para la conservación de espacios naturales como Monfragüe.

Eldiario
La Comisión Europea considera que la caza sostenible puede ser una herramienta para ayudar a lograr los objetivos de conservación de la Red Natura 2000 y, más concretamente, del Parque Nacional de Monfragüe. Así lo ha explicado Karmenu Vella, comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, en una respuesta oficial, en nombre de la Comisión, tras una consulta formal en torno a la actividad cinegética en Monfragüe.

Ha sido tras una consulta formal realizada por la Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC), el ‘lobby’ español de la caza, en torno a la actividad cinegética en Monfragüe, y según ha dado a conocer esa oficina.

El comisario explica en su escrito que los espacios Natura 2000 Monfragüe, y Monfragüe y las Dehesas del Entorno se han designado para la conservación de determinados tipos de hábitats y especies de interés comunitario protegidos por las Directivas de Aves y Hábitats”. Y aclara que “el venado Cervus elaphus no es una especie de interés para la conservación de la UE y no está protegida por la Directiva de Hábitats”.

Por todo ello, la Comisión Europea concluye: “Si se planifica y aplica adecuadamente, la caza sostenible puede ser una herramienta para ayudar a lograr los objetivos de conservación de Natura 2000, por ejemplo, mediante el control de la población de especies que utilizan pastos como el venado”. Para el presidente de la ONC, Santiago Iturmendi, se trata de una comunicación de gran importancia por lo que supone de reconocimiento oficial de la actividad de la caza como herramienta de gestión en espacios protegidos.

El comisario hace una llamada de atención a los dirigentes políticos recordando dos cuestiones. La primera, que la designación de los sitios Natura 2000 (Parque Nacional de Monfragüe) no tiene como objetivo la conservación del venado, cuya caza y gestión es una cuestión de competencia nacional. Y segundo, que la Directiva Hábitats exige a los Estados miembros que eviten el deterioro de los hábitats y cualquier perturbación importante de las especies protegidas en los espacios Natura 2000, de forma que tienen la obligación de establecer las medidas necesarias para su conservación. “Así, corresponde a las autoridades españolas competentes garantizar que la caza y otras actividades desarrolladas en los sitios Natura 2000, haciendo alusión a Monfragüe, sean compatibles con estas disposiciones”, afirma la Oficina de Caza.

Para el presidente de la Federación Extremeña de Caza, José María Gallardo, esta postura oficial de la Comisión Europea “viene a reforzar el trabajo de las entidades que apostamos por una gestión integrada de nuestros ecosistemas, donde la caza siempre ha sido un elemento importante y diferencial de los mismo. Además, debe servir para que las administraciones públicas aborden la caza en los parques nacionales con rigor técnico e independencia, alejados de los tabúes ecologistas”.

 

Fuente: Eldiario

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.