Las instituciones se unen para luchar contra el cambio climático en la dehesa

La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio acaba de firmar un convenio de colaboración con la Universidad de Extremadura para proteger y mejorar la dehesa extremeña ante al cambio climático.

El correo de Extremadura
El convenio ha sido firmado a mediados de mayo en Badajoz, por la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, y el rector de UEx, Segundo Píriz.

García ha señalado que la dehesa tiene una importancia de primer orden tanto cultural y paisajística, y como soporte de algunas de las producciones más importantes de esta región, como puede ser la ganadería (ibérico y vacuno sobre todo), la caza, la leña con el carbón y la biomasa y las actividades selvícolas.

La consejera ha indicado que la dehesa “es la bandera verde de nuestra tierra y, por supuesto, la mayor superficie de mayor extensión con casi millón y medio de hectáreas” y, por ello, “necesitamos aliados que nos ayuden a proteger este ecosistema y, sobre todo, a mejorar a mantener la dehesa de la mejor manera posible y al mismo tiempo aprovechar todo lo posible sus posibilidades de generar empleo”.

“Ese es el gran objetivo de este convenio, queremos que la Universidad de Extremadura, sus profesores e investigadores nos ayuden a localizar aspectos tales como fijar un conjunto de criterios que garanticen la sostenibilidad de la dehesa, construir una red de dehesas públicas municipales, una red de dehesas privadas y cuantificar la huella de ozono”, ha agregado.

Además, Begoña García ha precisado que con ese convenio, junto con otras medidas, como la negociación de la nueva Ley de la Dehesa, la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio está trabajando para “hacer viable la dehesa extremeña del siglo XXI, productiva y sostenible”, que generará riqueza y empleo ligado a su conservación y sostenibilidad y que potenciará sus servicios y activos ambientales, económicos, sociales y culturales.

Los objetivos específicos del convenio son fijar un conjunto de criterios de gestión sostenible para su adopción por los gestores de la dehesa; estudiar y catalogar ideas susceptibles de generar empleo en el ámbito de la dehesa; constituir una red de dehesas públicas de propiedad municipal; elaborar un sistema de certificación de la sostenibilidad económica, social y ambiental de las explotaciones de dehesa; cuantificar la huella de carbono de la dehesa extremeña y constituir una red de dehesas privadas ejemplares.

La aportación autonómica es 173.168,31 euros, destinados a financiar los gastos para el desarrollo de las actuaciones que se extenderán hasta el 31 de diciembre de 2020.

 

Fuente: Elcorreoextremadura

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.